Ir al contenido principal

Seguros low cost (II).

Sigo con el asunto de los seguros low cost. Ya sabemos como crear una aseguradora low cost: una compañía especializada que reduzca gastos de explotación y siniestralidad.

¿Como adaptamos esta filosofía al mercado?

Podemos empezar de cero, una nueva compañía creada de la nada. Mejor dicho creada con las garantías de los accionistas. Una compañía especializada, en seguros de automóviles por ejemplo, que atiende por internet y teléfono, sin sucursales y con garantías básicas.

También podemos crear la compañía low cost paralela a otra compañía que tengamos ya funcionando. Aquí se abren dos opciones: Diferenciarlas o confundirlas. O sea, usar nombre diferente, productos diferentes, atención diferente... una filosofía distinta. O por contra usar el mismo nombre que ya conoce la gente, pero con producto diferente, atención diferente... Esta opción suele confundir a los consumidores, que creen que les van a atender en las sucursales de la compañía y cuando tienen un problema se sienten desamparados y defraudados. Pero no más allá que cualquier otro cliente de seguro low cost, es este grupo de clientes que perderemos por el camino, como ya contaba en el primer artículo.

Una vez creada la compañía vamos a implantarla y comprobamos que hace falta muchísima inversión en publicidad. Tanta que para darla a conocer y mantener la imagen casi nos comemos la diferencia de precio en las pólizas que hemos conseguido eliminando sucursales y mediadores. Tenemos que ajustar más la tarifa de nuestra low cost, para que sea atractiva.

Una forma de hacerlo es hacer una selección de riesgos muy estricta. Y me explico, por ejemplo; tenemos datos de que los jóvenes conductores no son buenos clientes para las aseguradoras porque tienen unos indices de siniestralidad mayores que la media, pues tenemos que prescindir de ellos como clientes, pero no sólo eso, no únicamente debemos quitarnos de nuestra cartera malos clientes, debemos centrarnos en ofrecernos sólo a los muy buenos.

Por ejemplo, conductores ente 35 y 55 años, con experiencia y que tengan un vehículo de entre 100 y 140 cv, monovolúmenes, que vivan en zonas rurales. Para esta tipología de clientes haremos una tarifa muy barata, porque ellos tienen la siniestralidad más baja y nos permitirá dar unos precios más económicos. Con este sistema creáremos una pequeña compañía con poco gasto, muy especializada, con la atención imprescindible, con el tipo de cliente que queremos, y lo más importante, con un buen margen de beneficio para el accionista.

Pero tenemos otro problema... Ser tan exquisito en la contratación de nuevos clientes limita el crecimiento de nuestra entidad. Y aquí es donde nuestra compañía se nos puede ir de las manos, porque la solución es dejar de ser exigentes... Pero mientras la economía funcione, nos permita crecer, y la siniestralidad nos respete podremos arriesgar. Es lo que están haciendo algunas entidades, asegurando jóvenes, motocicletas, etc...


¿Se puede arriesgar eternamente?

Bajar los precios por debajo de lo que dicen nuestras tarifas, o aceptar riesgos no muy buenos, se puede hacer si tenemos fondos para reservar las provisiones necesarias. Pero mantenerlo mucho tiempo es complicado, nosotros como accionistas queremos beneficio no poner dinero todos los años, sobre todo en años en los que lo que falta es dinero...


Entradas populares de este blog

Reclamaciones a aseguradoras: Direct Seguros la peor.

Defiendo la teoría de que quién se contrata directamente con la aseguradora, no sólo pierde el asesoramiento, y la asistencia del profesional, sino que además acaba teniendo más problemas, de los que no sabrá salir sin ayuda. La Memoria del Servicio de Reclamaciones 2007, presentado por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) podría darme la razón.

Vamos a los datos: en 2007 las reclamaciones, consultas y quejas han subido un 13% con respecto a 2006. Es obvio que cada vez se contrata mas por teléfono y en los bancos, 'posiblemente' tenga relación. Sigamos hurgando en el informe.

4899 reclamaciones a aseguradoras, pero atención: 1886 no se admiten. El principal motivo para que no se admita una reclamación ante la DGSFP, suele ser que no se cumple con los requisitos previos para ponerla. Si alguien quiere ejercer su derecho a reclamar y tiene un mediador de seguros le habrá informado antes de los pasos necesarios y no perderá tiempo. De esta manera 1886 recla…

Padres divorciados

No descubro nada si os cuento que los hijos de padres separados no lo pasan bien... da igual la edad que tengan, descubrir que papá y mamá no tienen un proyecto de vida en común desconcierta a cualquiera. Y la situación empeora cuando uno de los dos padres se empeña en que el niño se lleve mal con el otro progenitor.
Así de desconcertados se encuentran los mediadores de seguros entre papá Colegio, y mamá Asociación. Asumámoslo, no se llevan, es eso que en los 90 se decía para justificar la demanda de divorcio de incompatibilidad de caracteres. Incompatibles porque tienen objetivos diferentes. Tan diferentes como complementarios.
La función de los Colegios profesionales, también el de los mediadores de seguros, es la ordenación del ejercicio profesional, la representación y la defensa de los intereses de la profesión. Las asociaciones se diferencian porque pueden tener un espíritu más marcantilista, buscando más el beneficio del asociado que el de la profesión.
Las asociaciones están de m…

Seguro de vida y Banco

Cuando alguien se pregunta porque le obliga el banco a tener un seguro de vida cuando firma una hipoteca, si es que alguien firma hoy hipotecas, se le puede explicar el motivo y muchos hipotecados lo ven una tontería, otros acceden a regañadientes y lo anulan por caro en cuanto se descuida el banco en vez de rehacerlo más barato con un profesional...
Y es que conviene recordar que un seguro de vida contratado en un banco es un 48% más caro que a través de un mediador de seguros profesional.
Después a veces puedes leer noticias que te dan luz como la que Inese publicaba hace tiempo con los datos de UNESPA de 2104:
Los seguros de vida saldan 2.400 hipotecas al año
Esta es la realidad, cada día más de 6 hipotecas en España las cancela un seguro de vida por fallecimiento. Y, ojo, se estima que solo están asegurado el 40% de las deudas hipotecadas. Por lo que podría ser que, al menos, la misma cifra de familias sin cobertura, y podría ser que 5 o 6 hipotecados murieran cada día dejando en …