jueves, 12 de septiembre de 2013

Seguros y políticos

Mezclar seguros y políticos en el titular es arriesgarse a que nadie lea lo que sale debajo, soy consciente del poco interés que suscitan ambos temas; pero me ha llamado tanto la atención que tengo que contarlo.


En estos días leíamos la noticia:



El PSOE ve "indecente" el seguro que da cobertura a quienes cometen delitos y pide la suspensión del mismo


A simple vista llama la atención que un seguro cubra de alguna manera un hecho delictivo.


El titular sea refiere al Ayuntamiento de Gijón donde, siguiendo la recomendación de un broker, han sacado a licitación una póliza para garantizar la responsabilidad civil por  los errores y negligencias de concejales, pero también del resto de personal de la Corporación, así como a los directivos de las empresas municipales. 60.000€, para garantizar 6.000.000€.


A la oposición le ha parecido mal que el consistorio gaste el dinero en cubrir los errores de los representantes de la ciudad, y de ahí a decir: "una patente de corso para la realización de fechorías, delitos y actos irresponsables de todo tipo", un paso.


El hablar de cobertura de fechorías, y delitos es lírica, no coincide con la realidad, pero probablemente es que no conozcan el tipo de seguro que el Ayuntamiento pretende. El político, como el resto de la sociedad, no entiende el fundamento de los seguros. Este seguro es para el negligente, pero sobre todo lo es para el perjudicado.


Seguimos preocupándonos por el destino del Seguro, de la Mediación y no hacemos nada para explicar para que sirven los seguros. Si la sociedad estuviera impregnada de este conocimiento nadie diría cosas así, que al final desprestigian al seguro, porque parece que las coberturas se pueden estirar para favorecer al malo.