jueves, 23 de julio de 2009

Rastreator. Rastreando el negocio. (yII)

Ayer vimos como entra Rastreator en España, y hoy vamos a tratar de aclarar que son.


Ellos afirman que son mediadores, por supuesto que lo son, no podemos ponerlo en duda, lo que ocurre es que están autorizados y controlados por la Financial Services Authority (FSA), de Reino Unido.


Tras asimilar esto, después del lanzamiento del portal, y abusando de la amabilidad que siempre me han demostrado desde Rastreator, les dirigí la serie  preguntas que deje ayer en el aire y me dieron la "versión oficial".


Cuando se denominan "mediadores" se justifican en base a que la Ley de Mediación de Seguros es amplia y cumplen con parte de ella, la relativa a poner en relación a clientes con aseguradoras, facilitando el precio.


Además, según fuentes de Rastreator, la DGSFP entiende que si se dan precios y se posibilita la contratación de un seguro, cobrando una comisión, debe entenderse como un acto de mediación.



Por lo tanto son mediadores, pero fijáos, mediadores que según el artículo de Lluch no quieren cobrar por el servicio que debe prestar un mediador. Me explico, un mediador de seguros cobra una comisión anualmente para atender a su cliente, modificar el contrato, asistir en el siniestro, gestionar recibos, atender consultas... en definitiva, por el servicio que ofrece. Y Rastreator dice que no cobrará más que el primer año. ¿Por qué?



Pues yo creo que para competir en el negocio de la publicidad que es lo único que les interesa. Su gran rival es arpem.com, que no cobra comisiones, la forma de entrar en el negocio es igualar la oferta. Eso sin tener en cuenta que cobrarían por un servicio que no prestan...



Hay que tener en cuenta también que garantizan que el precio que ofrecen es el menor de los que se pueden encontrar on line (ojo, on line), porque los mediadores profesionales, los que encuentras trabajando en su oficina, podrían tener mejor precio. Pero esa táctica publicitaria da un golpe a la compañía que esté en el resto de comparadores, y a los propios portales que ya no tiene sentido mantener a esas compañías. Atentos, porque aquí se abre una lucha de los comparadores para tener compañías en exclusiva.



Las compañías deberían tener la mosca detrás de la oreja si un "mediador" les dice: "no, yo solo quiero cobrar el primer año". Yo en lugar de la compañía pensaría: "Esto es que no voy a cobrar más que un año...". Si no hay ningún beneficio en mantener al cliente en la compañía ¿por qué se mantendrá?



En definitiva, Rastreator cobrará como un portal que vive de publicidad, no dará servicio alguno a sus clientes mas que facilitar el precio y algún dato sobre la póliza, pero todo con la forma de mediador de seguros. ¿A alquién se le ocurre por qué? Yo hasta aquí puedo leer...



→Podéis ampliar información en Actualidad Aseguradora nº25 donde José Luis Cendrero entrevista a Carlton Hoods, director de confused.com, y deja perlas como: "nos hemos comprometido en la calidad  de servicio al cliente" , "nos basamos en tres pilares fundamentales: marketing, tecnología y contención rigurosa del gasto",  "observamos expectación de las aseguradoras por ser los primeros en un utilizar un nuevo canal de bajo coste" y "esperamos convertirnos en uno de los canales de distribución preferidos por las aseguradoras".◊




Lo preocupante de verdad de este asunto no es que Admiral aproveche todos los resquicios para su beneficio, bien por ellos, lo preocupante es que la Ley de Mediación tenga tantos resquicios. Esta web, venderá como mediador, cuando no hará el trabajo de un mediador (asesorar, confeccionar, y asistir), pero también su labor puede hacerla perfectamente un Auxiliar Externo.



Yo sigo predicando en el desierto y pidiendo una modificación, un reglamento al menos, de la Ley de Mediación de Seguros (26/2006), que nos aclare por donde vamos, porque en tres años con el ritmo de cambios que vivimos,  se ha quedado totalmente obsoleta.