Páginas

jueves, 26 de febrero de 2009

De esas mentiras que nos creemos.




Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad.

Joseph Goebbels.



El otro día defendí la organización de una campaña para dar guerra hablando de calidad en los seguros. Y me he dado cuenta que me he dejado influir por el enemigo. Hasta yo he creído que hay que defender la diferencia de calidad.

El de la foto es el autor de la frase del encabezamiento; Goebbels, fue Ministro de Propaganda e Ilustración Popular del gobierno nazi de Hitler hasta que se suicidó junto a su mujer y sus seis hijos en el Führerbunker al término de la Segunda Guerra Mundial. La frase resume una de sus ideas básicas, el Principio de Orquestación: La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas hasta la extenuación.

Otro de los estos principios de Goebbels es el de Vulgarización: partiendo de la base de que la masa tiene una capacidad receptiva baja y una comprensión escasa la propaganda debe ser muy sencilla.

¿Qué están haciendo las compañías de atención directa? Empezaron mintiendo cuando decían que eran más baratas porque no tenían mediadores (lee El Coste de la Mediación) y repetían la idea una y otra vez hasta que mucha gente lo ha creído. Y ahora nos venden que son iguales que las compañías tradicionales porque "tienen asistencia en carretera", "te cambian las lunas rotas"... Eso es todo lo que explican de sus pólizas... Nos están tratando como a masa bobalicona y manipulable haciéndonos creer que todas las compañías son iguales, que lo único que importa es el precio.

Teniendo en cuenta que Goebbels manipuló a toda Alemania, no nos debemos sentir tan tontos por habernos creído que todos los seguros son iguales, que contratando por teléfono es más barato, etc... Pero al menos el consumidor debe ser consciente de estas técnicas de manipulación, y el profesional debe sacarle del error y explicar que dentro de las compañías de seguros y de cada póliza hay diferentes calidades.


Fotografía: Das Bundesarchiv