Ir al contenido principal

Cambiemos la forma de hablar

De como nos expresamos dice mucho de nosotros, la forma de hablar, los términos que usamos, incluso esto puede acabar modificando la realidad. Lo vemos en política, cuando los periódicos tildan una serie de acciones de "recortes", ya puedes hacer algo pensando que son ajustes y ahorros... que ya será una política de recortes...

Hace unos días "escuchaba" a mi amigo Mon Calvo, un comentario en un foro privado, que me llevaba a pensar como afecta el idioma, la forma de llamar las cosas, a la vida diaria.

Cuando vamos a la panadería a por pan, vamos a "comprar pan", está claro el intercambio comercial que vamos a hacer con el panadero, le doy dinero, y me entrega pan. Pan que ha hecho y en el que le queda un margen para poder comprar sus lentejas.

Pero no siempre somos tan claros, si vamos a por tomar un café, y quieres sorprender al camarero prueba a decirle "¿me vendes un café?", solemos usar el "ponme un café"... No vamos a "comprar" el café porque además vamos a tomarlo, a charlar con el camarero, leer el periódico, a tener un momento de relax. Este uso del léxico no daña a nadie.

Por contra, hay otros usos del leguaje que calan y nos situan en una posición con respecta al vendedor, y es que no vamos a comprar dinero para adquirir un coche, o un piso, vamos a "pedir" si nos "conceden un crédito". "Conceder" es dar, otorgar, hacer merced y gracia de algo, según la primera acepción de la RAE. Y  me suena que el banco no otorga, ni da. El banco vende dinero, y cobra un margen, o sea, hace negocio vendiendo créditos.

Utilizar el término "conceder" deja al consumidor humillado ante la banca, que se dirige al bancario esperando una merced, un favor. Ya es hora de llamar las cosas por su nombre, y si vamos a negociar un crédito, una hipoteca, vamos a tener claro que vamos a comprar dinero al banco, y que nos cobrará un margen por ello. No es un favor. Y que te concedan la hipoteca o no, no depende de que te quieran conceder una gracia, si no de la capacidad de devolución que el consumidor tiene, no es un favor, es el crédito que cada persona se ha ganado, por su historial de pagos, y su patrimonio.

Esta forma de pensar que al pedir crédito estamos esperando un favor del banco tiene el efecto en el consumidor que acaba por aceptar a cambio, y casi de buen grado, las condiciones que le impongan, tres seguros, y cuatro sartenes incluidas. Cambiemos esta forma de pensar, cambiando nuestra forma de hablar.


Entradas populares de este blog

Reclamaciones a aseguradoras: Direct Seguros la peor.

Defiendo la teoría de que quién se contrata directamente con la aseguradora, no sólo pierde el asesoramiento, y la asistencia del profesional, sino que además acaba teniendo más problemas, de los que no sabrá salir sin ayuda. La Memoria del Servicio de Reclamaciones 2007, presentado por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) podría darme la razón.

Vamos a los datos: en 2007 las reclamaciones, consultas y quejas han subido un 13% con respecto a 2006. Es obvio que cada vez se contrata mas por teléfono y en los bancos, 'posiblemente' tenga relación. Sigamos hurgando en el informe.

4899 reclamaciones a aseguradoras, pero atención: 1886 no se admiten. El principal motivo para que no se admita una reclamación ante la DGSFP, suele ser que no se cumple con los requisitos previos para ponerla. Si alguien quiere ejercer su derecho a reclamar y tiene un mediador de seguros le habrá informado antes de los pasos necesarios y no perderá tiempo. De esta manera 1886 recla…

Padres divorciados

No descubro nada si os cuento que los hijos de padres separados no lo pasan bien... da igual la edad que tengan, descubrir que papá y mamá no tienen un proyecto de vida en común desconcierta a cualquiera. Y la situación empeora cuando uno de los dos padres se empeña en que el niño se lleve mal con el otro progenitor.
Así de desconcertados se encuentran los mediadores de seguros entre papá Colegio, y mamá Asociación. Asumámoslo, no se llevan, es eso que en los 90 se decía para justificar la demanda de divorcio de incompatibilidad de caracteres. Incompatibles porque tienen objetivos diferentes. Tan diferentes como complementarios.
La función de los Colegios profesionales, también el de los mediadores de seguros, es la ordenación del ejercicio profesional, la representación y la defensa de los intereses de la profesión. Las asociaciones se diferencian porque pueden tener un espíritu más marcantilista, buscando más el beneficio del asociado que el de la profesión.
Las asociaciones están de m…

Seguro de vida y Banco

Cuando alguien se pregunta porque le obliga el banco a tener un seguro de vida cuando firma una hipoteca, si es que alguien firma hoy hipotecas, se le puede explicar el motivo y muchos hipotecados lo ven una tontería, otros acceden a regañadientes y lo anulan por caro en cuanto se descuida el banco en vez de rehacerlo más barato con un profesional...
Y es que conviene recordar que un seguro de vida contratado en un banco es un 48% más caro que a través de un mediador de seguros profesional.
Después a veces puedes leer noticias que te dan luz como la que Inese publicaba hace tiempo con los datos de UNESPA de 2104:
Los seguros de vida saldan 2.400 hipotecas al año
Esta es la realidad, cada día más de 6 hipotecas en España las cancela un seguro de vida por fallecimiento. Y, ojo, se estima que solo están asegurado el 40% de las deudas hipotecadas. Por lo que podría ser que, al menos, la misma cifra de familias sin cobertura, y podría ser que 5 o 6 hipotecados murieran cada día dejando en …