martes, 3 de septiembre de 2013

Redes sociales y seguros

Este verano he leído muy poco sobre economía, negocios, redes sociales, y demás, he estado de vacaciones de verdad. Pero de entre lo poco que he leído, me ha llamado la atención una noticia-elucubración sobre la previsión de que las redes sociales puedan afectar a las primas de los seguros...


¿Cómo? Pues según la consultora Novarica , los datos que todos los que usamos las redes sociales vamos dejando podrían ser recogidas por las aseguradoras y analizadas para tener en cuenta el riesgo personal de cada uno. Por ejemplo, se me ocurre, que si marcas que te gusta la F1, conducir karts o una película de cierta agresividad podría entenderse que se es más propenso a tener/provocar un accidente de tráfico, que uno que dice que le gusta coleccionar sellos, los tiovivos y cultivar bonsais.


Para empezar se me hace cuasi imposible poder manejar toda esa información, descifrarla y vincular cada perfil con una persona real. Hoy es sólo ciencia ficción y creo que la tecnología debe aún evolucionar años para llegar a este extremo. Además hay formas mucho más sencillas de analizar los hábitos de cada persona en particular: sencillamente con el seguimiento de nuestro smartphone que nos posiciona continuamente donde estamos, cuando y como hemos llegado; solo haría falta autorizar ese seguimiento. Infinitamente más barato que crear un programa tipo al big brother de la CIA.


Después está el problema de la intromisión en la vida particular de las entidades que controles esos datos. Hay quien se escandalizará, y cuelga en Facebook hasta lo que come cada día. No es problema de la intromisión en la vida privada si no de como hacemos de la vida privada un juego público y eso no será problema de quién recoja los datos...


VIA|ElEconomista