Páginas

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Nuevo gobierno, nueva política fiscal

Hoy sabremos el nuevo gobierno para, en principio, los cuatro años siguientes. Y el lunes el nuevo presidente de gobierno Mariano Rajoy Brey ofreció su discurso de investidura.


El discurso de investidura es como el listado de buenas intenciones que hacemos los mortales en estas fechas de cara al siguiente año: empezar la dieta sana, ir al gimnasio más a menudo, trabajar menos... Lo bueno es que Rajoy tiene cuatro años por delante para ir haciendo.


Rajoy como no puede ser de otra manera habló de pensiones de las públicas y de las privadas. Y una de las buenas noticias va en ese sentido cuando dijo que mejorará la fiscalidad de los planes de pensiones, y en general que se fomentarán las vías alternativas a  la pensión pública.


Parece sensato que si queremos llegar a jubilados manteniendo un buen nivel de vida ahorremos de manera privada y esto hay que fomentarlo, y una manera es con beneficios fiscales. Más sensato es si pensamos que una buena bolsa de ahorro es imprescindible para que el sistema financiero funcione adecuadamente.


El problema es que cuando el particular firma un plan de pensiones o un seguro de ahorro lo hace a más de 15 años vista, en ese tiempo habrán pasado más de cuatro gobiernos diferentes. Se hace imprescindible un pacto serio para que la política fiscal aplicada a los ahorros sea a largo plazo.