Páginas

jueves, 22 de septiembre de 2011

El fontanero.

Incluso hoy, que estoy triste y derrumbada, no se como agradecer a mi aseguradora que le pusiera en mi vida. Quien me iba a decir a mi que aquella tubería rota fuera el detonante de estos meses de pasión. En el fondo lo esperaba y sabía que sucedería; hoy Pepe "el fontanero", como le conocen en el barrio, ha decidido volver con su mujer. Ahora trato de distraerme pensando a quién me presentará mi aseguradora la próxima vez: un albañil, un perito... quizá un bombero...