lunes, 23 de mayo de 2011

Del 15M, y la democracia real.

Me doy cuenta que soy mayor porque estoy escribiendo esto desde desde casa, tomándome un café y mirando un plasma con las últimas novedades en la Puerta del Sol... en vez de estar allí.


Cuando estudiaba tuve mi momento para las reivindicaciones, alguna manifestación... pero se me pasó enseguida. Aún así durante estas semanas estoy siguiendo en twitter como se crea y avanza el movimiento 15M, democracia real ya, o como se le quiera llamar no puedo reprimir que me caigan bien... Sin duda marcarán una pequeña revolución, porque el político de hoy, tan alejado del pueblo como cualquier gobernante de los últimos 5.000 años,  se está enterando que debe contar más con el pueblo y que ahora se puede organizar y crear una fuerza considerable solo con el uso de  tecnología muy sencilla... sin necesidad de recursos.


Lo importante es que están demostrando quien tiene el poder, hasta han desafiado al Estado con éxito continuando su manifestación en una jornada de reflexión, que sin duda habrá que abolir de los próximos calendarios electorales para no hacer el ridículo.


Así que apoyo el movimiento, me da envidia no tener edad de acampar en Sol, pero no puedo estar más en desacuerdo con las propuestas de la plataforma, la inmensa mayoría provenientes de idearios políticos fracasados y en proceso de extinción por todo el planeta.


Hago esta reflexión para dejar unas preguntas en el aire ¿Qué pasará cuando se pongan de acuerdo miles de personas para sacar su dinero de los bancos durante sólo un trimestre? ¿Que pasará cuando se pongan en huelga para comprar a crédito? ¿Qué pasará cuando estos jóvenes digan que no aceptan por las exigencias sin sentido que imponen los bancos?