miércoles, 17 de marzo de 2010

Seguros Mercurio, la sorpresa esperada.

truckLa mayoría de periodistas y bloggers repiten "muerte anunciada". Y es que llevamos tantos años diciéndolo, esperándolo, que no alarma. Lo que sorprende es que haya aguantado tanto tiempo.


Gerardo Díaz Ferrán llevaba más de un año buscando comprador, pero en 2008 habían perdido alrededor de 9 millones de euros, y las compañías que podrían estar interesadas no creerían que el precio fuera adecuado. La cosa en 2009 no mejoró porque los números rojos aumentaron. Y la Dirección General de Seguros tiene la paciencia justa, y por fin la ha intervenido para disolverla.


En los últimos 20 años ha habido rumores constantes sobre la solvencia de la entidad. Hay que recordar que nacieron especializados en seguros de autobuses y camiones. Cuando dieron el salto a las motocicletas y ciclomotores  casi les cuesta morir de éxito, y al volver a sus orígenes prescindiendo de las dos ruedas les ha pillado la crisis...


El cierre de Mercurio debería dar que pensar a las aseguradoras que viven en una constante rebaja de precios. El negocio de las flotas de camiones y autobuses es complicado, y los últimos años, siempre a la baja... tanto que es imposible sostenerlo.


Mercurio distribuía principalmente a través de corredores de seguros, que ya estarán trabajando para arreglar los problemas de sus clientes. Tiempos complicados, para ellos. En cambio las aseguradoras que les gusta este negocio estarán dispuestas a recoger los pedazos que puedan disimular las cuentas de 2010.



Fotografía: .Robert.