miércoles, 27 de mayo de 2009

¿Por qué evitar asegurarse directamente con la compañía?

Cuando vamos a hacer un seguro pensamos en el precio, a veces en las garantías pero casi nunca en quien nos va a hacer la póliza. Y con "hacer" me refiero en el más amplio sentido de la palabra, a todas sus acepciones. Producir, adecuar, desarrollar, realizar, componer, cumplir.

Es importante que quién prepare el contrato de seguro no sea la parte demasiado interesada. ¿Por qué no directamente en la compañía?

*La compañía es parte interesada, no sólo porque hace negocio sino porque pagará el siniestro.

*Nosotros queremos pagar lo menos posible, la compañía cobrará lo máximo que pueda.

*En la aseguradora (una sucursal, un teléfono o internet) nos atiende personal de la compañía, a los que esta a aleccionado de la manera que les interesa. A ellos.

*Las exigencias legales en materia de formación para las compañia (sucursal, o teléfono) son mucho más suaves que para los mediadores de seguros profesionales.

*En la compañía nos atenderá personal con menos conocimientos, luego la posibilidad de errores será mayor.

*Cuando ocurra un siniestro y necesitemos asesoramiento, en la compañía nos lo va a dar la parte interesada en pagar lo menos posible.

Sin embargo, acudiendo a un mediador de seguros obtendremos un asesoramiento adecuado para hacer la póliza según nos interese a nosotros y no a la aseguradora, el asesoramiento estará hecho por profesionales cualificados con controles rigurosos sobre su formación. Y cuando ocurra el siniestro el mediador nos ayudará, nos contará toda la verdad sobre nuestros derechos y se encargará de que la compañía los cumpla.

Algunas voces interesadas dicen que los seguros distribuidos a través de mediadores son más caros. Una mentira que se deshincha en cuanto nos acercamos a la oficina de un agente o corredor de seguros y vemos como sus precios son iguales, cuando no mejores, que los de las compañías directamente.

Cuando tengas que revisar tus seguros evita hacerlo directamente con la aseguradora: hazlo a través de los auténticos profesionales del negocio; agentes y corredores de seguros.