miércoles, 18 de julio de 2012

¿Qué puede elegir el consumidor de seguros?

¿Que capacidad de elección tiene el consumidor sobre sus seguros? Y me refiero ¿puede elegir libremente coberturas, límites, franquicias?


El seguro se sostiene sobre tres pilares:




  1. la póliza que nos da la base legal, define las garantías, los límites, etc..

  2. el servicio que la aseguradora presta; reparadores, indemnizaciones

  3. el asesoramiento, la ayuda que recibe el asegurado por parte del mediador.


Parece claro que el cliente puede elegir la póliza que quiera en base a las coberturas que le ofrecen, pero hay ramos en los que apenas hay diferencia entre productos. Cuando ya hablamos de commodity para referirnos a determinados ramos de seguros como el de automóvil, o el de hogar o el de decesos debemos ir entendiendo que habiendo diferencias, enormes a veces, el  consumidor no las percibe.




  1. Cuando un consumidor elige hoy una póliza para su coche lo hace a través de un comparador que le ordena las opciones por precio, y en ese momento traga con las coberturas y límites que a esa aseguradora le interesan.

  2. Cuando este consumidor tiene un siniestro la aseguradora ha establecido un sistema de atención, el que la aseguradora ha elegido generalmente para poder ofrecer el precio. El consumidor tampoco puede elegir aquí.

  3. Sin embargo, a la hora de contratar, a la hora de tener que resolver un siniestro el consumidor puede elegir que nivel de asesoramiento quiere, en función del tipo de mediador, o prescindiendo de el.


Las opciones:




  1. El consumidor puede contratar su póliza directamente contra la aseguradora, por los mecanismos que ofrecen, teléfono, internet, sucursales, etc... prescindiendo del mediador que le asesore.

  2. También puede elegir hacer el seguro a través de un banco, entonces la sociedad de mediación participada por el banco/caja, deberían hacer el trabajo de asesorar y asistir en el siniestro. Desde la sucursales parece que no se hace, y las opciones de hablar con el "mediador" pasan por un correo electrónico o un 902. Hay que tener en cuenta que son los mismos que nos colocan los swaps, las preferentes...

  3. Y se puede elegir dejarse asesorar por un mediador de seguros profesional, un agente o corredor de seguros,  que ayudará a encontrar la mejor forma para asegurarnos y la tramitación más beneficiosa y rápida del siniestro.


 

Cada vez más gente cree que no es necesario tener un agente o corredor de seguros, solo hay que entrar en los foros de internet y comprobar la cantidad ingente de consultas sobre el tema, y la cantidad de "enterados" que ofrecen su opinión, con tan buena intención como poco acierto. En los seguros como consumidores podemos elegir pocas cosas, y de estas pocas es quién queremos que nos ayude a contratar y a solucionar nuestros siniestros.


Tu puedes decidir.