viernes, 1 de julio de 2011

5 consejos para que al pedir un crédito no te coloquen un seguro

Está de moda que los bancos se hagan los duros para conceder créditos, así parece que te hacen un favor a ti cuando en realidad es su negocio, y además te crees en la obligación de contratar con ellos un seguro. Tu confías en que ellos saben lo que hacen, pero para ellos el seguro es un coste más del crédito. Algo que te colocan para obtener una comisión más. 

Cada vez es mayor el número de consumidores que acuden a intermediarios financieros o prestamistas para obtener créditos  y es importante conocer los derechos que ley 16/2011 de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo presta a los consumidores.

1º.Y es que el intermediario financiero, podrá condicionar la concesión del crédito a la contratación de un seguro. Pero tu también puedes ir a otro sitio y buscar situaciones más justas y sin condiciones, seguro que lo encuentras.

2º.El coste del seguro debe aparecer en toda la publicidad como información básica del crédito, y si no se pudiera conocer de antemano, "debe decirse de forma clara, concisa y destacada, junto con la tasa anual equivalente."

3º. El prestamista o el intermediario financiero deberá facilitar, en un soporte duradero las condiciones que alternativamente se aplicarían al contrato de crédito al consumo si no se contrataran las pólizas de seguros. Verás como si no accedes al chantaje de firmar el seguro no te ahorras tanto.

4º. En el contrato de crédito debe figurar de manera clara los seguros a los que se condicione la concesión del crédito, cuya contratación se ajustará a la legislación específica de los mismos.

5º. Cuando cancelemos un contrato de crédito que lleve condicionado un seguro el consumidor tendrá derecho al reembolso de la parte de prima no consumida.

Recuerda estos 5 consejos cuando pienses pedir un crédito y pretendan hacerte un seguro.