viernes, 2 de enero de 2009

Las aseguradoras empezarán a reclamar recibos.

Empezamos el 2009 con un macutazo.

Ya tengo confirmado una aseguradora que mediante outsourcing reclamará los recibos pendientes de más de 90€ a sus clientes. No voy a desvelar el nombre para no perjudicar ¿? su imagen, pero apuesto a que no va a ser la única y será práctica común en unos años.

Hasta ahora, en general, las aseguradoras reclamaban los recibos pendientes de importes importantes, pymes, flotas y particulares con siniestros, pero esos recibos sin cobrar de pequeños importes de trimestres que deberían pagarse se enviaban un par de cartas más o menos amenazantes y el asunto acababa en el limbo.

Hablo de los recibos trimestrales o semestrales, porque para anular una póliza de seguro, conforme a la Ley de Contrato de Seguro, hay que hacerlo en el vencimiento anual de la póliza y adviertiendolo con un par de meses de antelación.

Ahora, por lo menos una aseguradora, encargará a una empresa especializada en cobros los recibos de las pólizas de seguro que no se hayan cobrado por el cauce normal. Y lo harán incluso llegando al juzgado.

Y es que los recibos sin cobrar suponen un problema para la aseguradora cuando la cifra es abultada, no por el dinero en si, es más un problema técnico. Las compañías cuando hacen la tarifa cuentan con que cobran el año entero, si cuando vamos a la realidad no se cobra toda la prima resulta que habrá un déficit. Hasta ahora este desfase en la cuenta de resultados es menor y se soporta. Pero en épocas de crisis se prevé más cambio de compañía por parte de los asegurados, sobre todo si se mantiene el mercado tan blando, y si se hace a mitad de anualidad de forma masiva podría crear pequeños problemas en las entidades. Mejor prevenir.

La parte buena, es que cobrando todos los recibos probablemente las tarifas se puedan ajustar más aún. Así que las aseguradoras que empiecen a reclamar todo lo reclamable, si lo hacen a un costo pequeño, podrán bajar sus tarifas... el año que viene...