Páginas

viernes, 29 de noviembre de 2013

Reducir comisiones

Cuando un seguro no cumple las expectativas de los clientes la solución pasa por explicarlo mejor, o mejorar el producto.


A ningún técnico, ni al area comercial se le ocurriría reducir los gastos de la póliza (de distribución, comisiones, publicidad...) para abaratarlo sin intentar mejorar el producto. Sonaría a como es malo lo bajo de precio y alguien picará...


Pues esto mismo es lo que pasa con los planes de pensiones, resulta que si te vas a las cifras de los históricos de rentabilidad tener un plan de pensiones no es un gran negocio, y puede no cumplir las expectativas si lo que querías no era solo ahorrar impuestos. Y la solución que se le ocurre al gobierno no es mejorar el producto, no es explicarlo mejor, la solución es hacer populismo y reducir las comisiones. 


Quitar unas décimas de comisiones a los planes de pensiones, supondrá una mejora de las rentabilidades, sin duda. Unas décimas de mejora. ¿Esta es la solución a las pensiones de los españoles?


Si los bancos no ganan dinero vendiendo sus planes de pensiones, dejarán de ofrecerte su plan de pensiones al conceder un crédito, les interesará más ofrecer un seguro, uno de ahorro, el único territorio del ramo de vida que quedaba para los profesionales de la mediación de seguros por cierto...



Las ramas no dejan ver el bosque.


Es que el problema de las pensiones es tan serio y tiene una solución tan compleja que perdernos en cuestiones de décimas de rentabilidad es perdernos banalidades, y perder tiempo.


La otra fórmula de ahorro enfrentada a los planes de pensiones, los seguros de ahorro, tienen el mismo problema las rentabilidades garantizadas son escasas y solo tienen sentido como contrato-hucha, una forma de no gastar el dinero y tenerlo invertido sin riesgo... y casi sin rentabilidad.


Hace solo unos meses escuché a un refutado analista financiero recomendar como fórmula de ahorro/inversión comprar plazas de garaje. Pensé que la onda expansiva del estallido de nuestra burbuja inmobiliaria ha debido perturbar algunos cerebros que pasaban muy cerca, que no hemos aprendido... pero  ¿qué opciones existen para rentabilizar nuestros ahorros sin riesgo? ¿Resultará ser el sistema de reparto la única solución?