martes, 14 de mayo de 2013

Miguel Angel Arcique, no es lo mismo

Miguel Ángel Arcique no es un gurú, no es el conferenciante que te hace saltar en la butaca, no te cuenta lo que quieres escuchar, pero ayer arrancó aplausos como hacía tiempo no se escuchaban en el Colegio de Mediadores de Seguros de Madrid, y podemos decir que salió por la puerta grande.


Arcique es mejicano, psicólogo, columnista y empresario con la intención de compartir información y ayudar a los mediadores de seguros. Visitó el Colegio para presentar su charla "(Un seguro sin mediador) No es lo mismo" de la mano de Mediator Consulting. Minutos antes de comenzar su charla me decía "tengo hasta el móvil asegurado con mi agente de seguros". Toda una declaración de intenciones.


Miguel Ángel recorre en su conferencia la experiencia vivida con asesores de seguros, no pretende sentar cátedra, solo aporta su visión en base a las experiencias de éxito que ha comprobado a lo largo de medio mundo, y lo hace con tal convencimiento y coherencia, que sin pretender tener razón persuade a quién le escucha.


A lo mejor no soy imparcial porque resulta que comparto buena parte de sus planteamientos y algunos me los habréis escuchado muchas veces: eso de trabajar nuestra imagen de marca, tomar conciencia de ser empresario independiente, de  hacer notar la diferencia con esos valores añadidos que podemos ofrecer a la hora de asesorar, y ayudar alrededor de cada seguro. Incluso compartimos la idea de que cobrar honorarios no será una catástrofe.


Arcique no pretende ponerse en frente del rival, sino a su lado preparado para competir, nos aconsejó no gastar el tiempo, ni recursos en plantear quejas; es mucho más práctico ponerse a trabajar en explicar porque no es lo mismo contratar un seguro con un mediador. Y en ese sentido nos ofreció una serie de herramientas e ideas que poner en práctica y que ya están usando otros mediadores en Méjico, Argentina o Korea...


Tocó la migración al cobro de honorarios como parte de ese viaje hacia la marca propia, como una forma de hacer entender que una cosa es el producto asegurador y otra el asesoramiento, y es aquí donde encontró opiniones contrarias, donde nos encontramos con miedo entre los corredores. Sin duda cobrar honorarios en vez de las comisiones como hasta ahora nos saca de la zona de confort y se ve como un problema añadido a la situación... en vez de parte de la solución.


En definitiva, la conferencia de ayer fue clarificadora, y  dejó plantadas semillas de ideas en las cabezas de muchos de los asistentes que tendrán que adaptar esos conceptos a la idiosincrasia de sus negocios para poder ver frutos a medio plazo.