lunes, 22 de abril de 2013

El terremoto


En abril siempre se recuerda que fue un día 16 de este mes cuando se produjo el terremoto de San Francisco, allá por el 1906. El seísmo alcanzó una magnitud de 8,2 en la escala de Richter.  San Francisco se encuentra sobre la falla de San Andrés que provoca multitud de temblores.


El terremoto de San Francisco provocó centenas de muertos, y según cuentan la mayoría no por el propio temblor si no por el incendio que se produjo tras el movimiento de tierras, probablemente por las tuberías de gas que se rompieron al caerse los edificios. Edificios construidos mayormente en madera, así que el incendio tardó en apagarse tres largos días, porque las tuberías de agua también estaban dañadas.


En aquél entonces los propietarios de edificios los tenían asegurados para siniestros de incendio, pero no contaban con los terremotos, y muchos propietarios a los que se le había caído la vivienda por el terremoto le prendieron fuego para poder cobrar del seguro. 


En España tenemos las suerte de que el Consorcio de Compensación de seguros se encarga de garantizar los daños por terremotos a quién tenga un seguro contratado, y lamentablemente lo hemos comprobado hace bien poco en Lorca, donde tanto los mediadores de seguros como el Consorcio han hecho un gran trabajo, teniendo en cuenta que, como de costumbre, los bancos han ayudado poco.



Fotografia: Wikipedia