Páginas

miércoles, 20 de marzo de 2013

Se me hizo bola

"Se hizo una bola" eso declaraba un agente de seguros en el juzgado.


El elemento es el conocido en la zona como el "estafador del seguro". La historia la de siempre, comienza como una promoción y acaba siendo un sistema ponzi de libro. Empezó para tapar una perdida económica de un negocio anterior, con 6.000 € de la prima de un seguro, después para vender más seguros se le ocurrió regalar objetos, objetos que compraba con parte del dinero de la póliza siguiente, el nivel de objetos y el número de clientes subía, y por lo tanto cada vez había que vender más... y más... Y se le hizo bola...


C. B. había sido "subagante" con cierto éxito unos años atrás, antes de irle mal el último negocio, y tenía una cartera que Axa le mantenía. Axa no se extrañó que de se encargaba de gestionar esa cartera sin cobrar nada. Las compañías a veces creen que los profesionales gestionamos las carteras porque nos gusta hacerlo, que sí, nos gusta, pero también requiere de un trabajo que hay que pagar suficientemente.


Pero olvidemos el nombre de la aseguradora, da igual porque todas son similares, llega un punto donde dejan la gestión del efectivo a sus agentes y se despreocupan, sin tener en cuenta que pueden ser grandes vendedores pero malos gestores. Dentro de los programas de formación de las aseguradoras se habla de técnica de venta, algo de producto, y nada de gestión. Las compañías forman mediadores de seguros, en muchos casos de cero, y no se dan cuenta que forman futuros empresarios. Empresarios mal formados que después el día a día se les hace una bola intragable.


VIA | Diario de Jerez