martes, 12 de febrero de 2013

Pagar como conduces

Generali ha sacado una póliza de seguro de  automóvil, con la ayuda de Telefónica, con la que pagas en función de como conduces, y está generando cierta polémica; por ejemplo en el Blog Salmon, uno de los mejores blogs de economía, posicionándose en contra.


Debemos empezar por tener claro que el seguro nace con la intención de mutualizar los siniestros, de pagar entre todos los problemas que ocurren a unos pocos, y por lo tanto la tarifa debe tender a ser muy general, pero cuando esta teoría, cuasi comunista, se instala en la economía, cuasi liberal, que tenemos empiezan otras oportunidades.


Y es que el cliente siente que es mejor conductor que los demás, y por lo tanto que no debe pagar lo mismo que los otros. Y las aseguradoras, además conocen el dato, tienen claro que hay conductores por sus circunstancias mejores que los demás, conducen menos, en mejores horarios, etc... y nada impide buscar esos clientes y ofrecerles precios menores. Siempre dentro de la técnica actuarial.


Por supuesto que en el otro extremo hay conductores que usan el coche más, en peores momentos, con menos experiencia, etc...  y por lo tanto estadísticamente son peores... y deben pagar más.


Y ahora llega culmen del detalle con los sistemas de pagar según conduces, primero fue Mapfre con  Ycar, y ahora Generali, que no solo instala un GPS, para comprobar los movimientos, los horarios y el cumplimiento de los límites de velocidad, sino también un acelerómetro, como el de nuestro smartphone, para poder comprobar frenazos y acelerones, o la fuerza centrifuga al tomar las glorietas...


Estos datos ayudarán a identificar a conductores tranquilos, y se verán beneficiados en las primas que pagan de seguro. ¿Dónde está el problema? en los "malos" conductores, los que van de rally por la ciudad, no respetan los límites, etc... que acabarán pagando lo que los otros se ahorran, en aseguradoras que no tengan este sistema.


Mirando un poco a futuro y haciendo ficción, podemos presumir que esto se estandarice y las marcas de vehículos acaben instalando de serie estas cajas negras para conectar con la aseguradora que queramos. En ese momento los indices de siniestralidad bajarán aún más.