miércoles, 19 de diciembre de 2012

El fin del mundo

El día 21 del 12 de 2012 se acaba el mundo. Eso entendieron conspiranoicos y entendidillos del estudio del calendario de los Mayas.

Los Mayas poblaron  el sur de Méjico, y lo que hoy sería Guatemala, El Salvador y Honduras, por cerca de 3.000 años, y hasta que los españoles les colonizamos por completo en el siglo VII. Los Mayas tenían su propio calendario, en realidad más de uno, pero el que llamaban Baktun, o cuenta larga, tenía una duración de 394 años, y el final del calendario actual es justamente el día 21 de diciembre. Y de aquí sale toda esa historia apocalíptica.

Ahora la idea más aceptada por los interpretadores de turno es la del cambio. Como cuando el tarotista saca la carta de la muerte, "que no es que te mueras es que sufrirás un cambio profundo"... Es mucho más comercial. Yo me quedo con esta idea también porque es fácil de justificar, y es que el día 21 de diciembre de 2012 habrá sin solución un cambio drástico en las tarifas de las aseguradoras, las mujeres empezarán a pagar como hombres.

El asunto es que entrará en vigor, justo en esa fecha, una directiva europea por la que las aseguradoras no podrán tener tarifas diferentes en función del sexo. Los seguros de vida, accidentes o automóvil que las mujeres tenían bonificados ya no podrá volver ser así a partir del día del fin del mundo. Esto va a provocar un cambio profundo en las contrataciones del año que viene, las mujeres pierden esta opción de pagar menos en favor de la igualdad.

Yo no se si los Mayas conocían esto del cambio de tarifa de las aseguradoras, si sabían de la pasión en la defensa de la igualdad de sexo que vivimos hoy... pero ¡vaya si han acertado!