martes, 25 de septiembre de 2012

Administrando recursos

Una amiga que trabaja en una aseguradora me cuentan que la cambian de departamento. Es una joven dinámica que ha estado años atendiendo mediadores en sucursales. Como la conozco se que tiene una visión del seguro amplia y que seguramente ha ayudado mucho a esos agentes y corredores. Ahora alguien de la aseguradora ha decidido que debe dejar ese puesto en el que toca casi todo para cambiar a "tramitar" exclusivamente siniestros CICOS.


Me cuentan que otra aseguradora reorganiza su personal en función de donde esté situado, si eres de Teruel te toca tramitar siniestros porque es allí donde se hace, si eres de Jaén te toca atender mediadores porque es allí donde está el centro de atención.


Otra aseguradora (varias en realidad) cargan de tanto trabajo administrativo a sus ejecutivos comerciales que ya no salen del despacho más que un par de veces al mes.


Estas circunstancias me hacen preguntar si las aseguradoras conocen a su personal. Las aseguradoras son empresas con cientos de empleados en nómina y es complicado gestionar los recursos humanos, pero no llego a entender porque llegar al punto de cambiar una persona de departamento para que realice tareas menores de las que está preparada, o colocar los recursos humanos en función de la residencia.


Lógicamente estas reorganizaciones vienen dadas por la situación, la necesidad de ajustar los gastos a la realidad de las aseguradoras, pero ¿se acabará notando en el servicio que pueden prestar? Las aseguradoras están convencidas de que no. Pero tendremos respuestas con el tiempo y la ayuda de herramientas como el Panel de la Mediación que ahora está viendo la luz con sus primeros datos.


Vuelvo a acordarme de Scott Admas y su ensayo cómico "El principio de Dilbert " que defiende que las empresas tienden a cambiar de sitio a quién lo hace bien para asignarle otro puesto para el que no está preparado.