martes, 17 de abril de 2012

Vuelta al pasado

Cuando las aseguradoras directas empezaron su andadura los vendedores telefónicos justificaban que costaban menos que las tradicionales, porque no tenían agentes y corredores y no pagaban comisiones.


Creo que hoy es público que esto puede no ser así, que el coste de distribución de una aseguradora telefónica es similar al de una tradicional por el gran desembolso en publicidad que necesita para compensar su falta de presencia en la calle.


Bueno, pues vuelven a las andadas. Hace unos días El País recogía las declaraciones de Francisco Valencia, director de Gobierno Corporativo de Línea Directa, en un artículo sobre seguros de hogar:


“El modelo directo es más eficiente. Al prescindir de comisiones de venta y de redes de oficinas, pueden comercializar sus productos a precios más competitivos".


Yo completaría la afirmación diciendo que al prescindir de redes de distribución profesionales (agentes y corredores) que ayudan al consumidor cuando tienen que cobrar un siniestro: las aseguradoras son más rentables.


Probablemente esta vuelta a antiguos planteamientos tenga más que ver con su nueva competencia que con la mediación profesional: las "redes de oficinas" de la banca. En fin, el seguro de hogar, probablemente, el siguiente ramo perdido para los profesionales. Otra batalla que pierde el consumidor el solito...


VIA| El País