martes, 21 de febrero de 2012

Angie

Angie, además de una canción de los Rolling con dedicatoria oculta, es el seudónimo de nuestra protagonista de hoy.


Angie contrató unos seguros de vida, y pidió unos créditos, más de millón de euros, pero no lo hizo a su nombre, se puso una peluca y los pidió a nombre de una amiga. Angie quedo a cenar con su amiga el 18 de febrero de 2008, aprovechó un descuido, la durmió con cloroformo, y asfixio con una bolsa de plástico. Después dejo por ahí la peluca de contratar seguros y pedir créditos, y untó de semen a su amiga, que había conseguido de algunos chaperos, para simular un homicidio de carácter sexual.


Esto no es el final de uno de los episodios de Bones, o Sherlock, esta es la truculenta historia que defiende la fiscalía como presunto asesinato en el juicio que se está celebrando contra nuestra Angie en Barcelona.


Angie se defiende afirmando que sus pelos encontrados en la peluca es porque la fallecida se la dejó un día; que el DNI de la víctima no lo ocultaba en la cisterna,  lo guardaba; que el cloroformo que había en su casa era para hacer bricolaje,   y que no necesita cobrar seguros porque tiene unos ingresos suficientes...


En unos días habrá sentencia. Otra más alrededor de los seguros.


VIA| EuropaPress