miércoles, 11 de enero de 2012

Con ganas de equivocarme

Empieza el año, y todo el mundo es  relativamente optimista. Se escuchan mensajes positivos. Sin embargo este va a ser un año muy duro. Más de lo que soportarán estos mensaje positivos.


La mediación tiene por delante uno de los años más complicados de los últimos tiempos. La crisis no ha acabado, todo apunta a que el país entrará en recesión antes de primavera y eso empeora la situación de las familias, los comerciantes, las empresas... fuente de las carteras de los mediadores de seguros.


La demanda baja, la oferta aumentó en los últimos años, con la entrada de comparadores y banca. Se estrecha el mercado. Buen momento para el consumidor si es capaz de elegir bien en el maremagnun de vendedores.


Por circunstancias estoy escuchando quejas en los últimos días de mediadores de seguros que en lo que va de año han perdido muchos clientes y toda esperanza optimista para este 2012. Las noticias de empresas que quieren reducir garantías, otras que cierran, de particulares que pasan a ser cautivos de la banca se están sucediendo, y aumentando.


Tenemos por delante un año complicado, duro, probablemente el peor de los últimos.  ¿Estás preparado?