miércoles, 9 de noviembre de 2011

Mediación y social media

Ayer tuve una agradable comida con colegas, hablaba con 5 profesionales con carteras considerables y mucha experiencia en el sector, y estábamos en una conversación sobre el futuro de este negocio.


Para mi todo lo que sea un poco más allá de la semana que viene creo que conviene mirarlo con un ojo y el otro puesto en los avances de la tecnología (ya me niego a decir nuevas tecnologías) y por supuesto todo lo que venga de la mano de eso que llamamos social media.


Cuando les hablo de pasada sobre esto a mis colegas, venidos desde varías puntas de la península, veo caras de perplejidad e incredulidad; pero sin embargo con curiosidad. Y la conversación sigue por estos derroteros, así descubro que dos de ellos han creado su web en este año. Webs sencillamente corporativas y con actualizaciones inapreciables, que pasarán a lucir dominio en bonitas  tarjetas en carísimas cartulinas... y poco más.


Me parece curioso que parte están convencidos de que el consumidor seguirá comprando siempre en nuestras oficinas, porque tiene malas experiencias de compra on line y acaban prefiriendo el asesoramiento personal. Sin embargo todos reconocemos buscar y comprar cosas en internet.


A estas alturas empiezo a entender a Descartes y ya dudo de todo. ¿Quién se equivoca? Porque quién lo haga... lo hace mucho. ¿Estamos perdiendo el tiempo dándole vueltas a algo que pasará de moda? o ¿Acabarán los escépticos de hoy corriendo a última hora?