martes, 6 de septiembre de 2011

El intermediario, ese desconocido.

El intermediario es el nuevo malo de la película. Hace ya mucho tiempo que se culpa de todos los males a los intermediarios hasta cuando suben las hortalizas es que el intermediario que encarece el producto.


Pero ¿Qué es un intermediario? Es aquél que media entre dos personas, especialmente entre el productor y consumidor, pero además el intermediario lo es porque la empresa "productora" no quiere, o no puede hacer, el trabajo que le encarga.


Si medimos lo que cuesta un kilo de tomates en el mercado de la puerta de casa con lo que cobra el agricultor nuestros tomates parecerán muy caros. La culpa del intermediario, que encarece el producto, pero analicemos por qué. El intermediario que compra los tomates al hortelano, tiene que tener un camión para llevarlos a su almacén, el intermediario tiene un coste para poder hacer su trabajo, tiene que cubrir esos gastos. Hay que pagar por el transporte.


Yo confío en el libre mercado, los precios se regulan solos, si el precio del agricultor es bajo es porque habrá oferta en exceso; si los margenes de los intermediarios fueran altos sería porque no habría muchos en el mercado...


Está de moda gracias a internet comprar directamente del hortelano, es cierto que podemos ahorrar, porque evitamos el coste del almacenamiento y del comerciante, pero tenemos que asumir el coste del transporte más caro porque los envíos son más pequeños.


Podemos hacer el mismo planteamiento con el propio agricultor; cuanto le cuesta un kilo de tomates, y cuanto cobra por el. Hay una buena diferencia ahí, el hortelano es un intermediario de la naturaleza. La solución definitiva es prescindir de todo intermediario: Plantemos nuestros tomates, lechugas... engordemos nuestros cerdos, alimentemos terneros... obviamente es imposible, necesitamos del trabajo de los especialistas: agricultores, transportistas, detallistas...


En el sector seguros pasa igual está de moda contratar directamente con la aseguradora, evitando el intermediario (agente o corredor de seguros). El coste tecnicamente no se reduce, porque el coste de distribución del intermediario se equipara al de publicidad necesaria para que la aseguradora pueda tener presencia suficiente. Sin embargo el agente o corredor hace otros trabajos además de la mera distribución; el asesoramiento, la asistencia en el siniestro, son trabajos encomendados al intermediario por el productor (aseguradora) porque ellos  no pueden acometerlos con garantías.


Un ejemplo más; recientemente todo el que viajaba a Nueva York se quedó en tierra por el huracán Irene. Resultado; todo aquél que hizo sus reservas directamente con la aerolínea, el hotel, los espectáculos ha tenido un serio problema y probablemente ha perdido entradas para algunos eventos programados. Sin embargo quién se dirigió a una agencia de viajes y contrató un paquete el distribuidor se ha encargado de renovárselo para otro momento en el que se pueda aterrizar.


El intermediario no encarece el producto, le da valor.