jueves, 28 de abril de 2011

No hay nada que pensar

No hay nada que pensar es el leitmotiv de la campaña de Linea Directa sobre seguros de hogar. Nos viene a decir que la cosa es sencilla, así que no pienses y contrates con ellos. Sin pensar.


No se por qué esta tarde me ha venido a la cabeza un francés, René Descartes, en principio pensé que había aparecido en mi meditación porque estamos próximos a celebrar en Móstoles las fiestas en que se conmemora aniversario de la firma del Bando de Independencia llamando a armarse contra nuestros vecinos gabachos. En esta fecha siempre nos acordamos de los alcaldes de Móstoles de 1.808 Andrés Torrejón y Simón Hernandez... y de los franceses.


Pero no, Descartes, matemático y filósofo,  no llegó a mi mente por lo del 1.808, porque murió casi dos siglos antes; ha aparecido en mi cabeza porque dejó una frase para la posteridad.. quizá os suene: "Cogito ergo sum".


La frase es el centro de una corriente filosófica; el racionalismo, que resumiendo mucho tiene que ver con la razón como forma de conocimiento, y se enfrenta con otra corriente filosófica: el empirismo que basa en la experiencia todo conocimiento.


Cuando hablamos de seguros, el consumidor en general, no tiene experiencia, por suerte se queman muy pocas viviendas, y si te ocurre es difícil que te vuelva a pasar. Es más lógico basar nuestra decisión, de compra de seguro, en función de la razón que de la experiencia (que no tenemos), por lo tanto recomiendo ser más racionalista en la elección de seguro que empírico.


Recordemos la frase mítica del racionalismo: cogito ergo sum, traducida: pienso luego existo.


Prefiero desconocer el interés en que alguien que pretende vender una cosa te incite a no pensar en ello. Yo te recomiendo que no dejes de existir y pienses; que uses la razón y elijas en consecuencia.


Si a Andrés Torrejón, en aquél dos de mayo de 1808, le hubiera dicho Juan Perez Villamil "no hay nada que pensar" en vez de ayudarle a redactar el bando, yo hoy estaría escribiendo¨, y tu leyendo, en francés, sin ser bilingües...


A partir de este próximo dos de mayo te invito a declararte independiente, y ser libre con razonadas decisiones.




Retrato de Descartes: Wikimedia