Páginas

martes, 1 de marzo de 2011

Primero despedidos, despues detenidos.

Hace cuatro meses Axa sorprendió al despedir a cuatro empleados, tres de ellos del Centro Logístico Sant Feliu de Llobregat y un cuarto de Madrid.


En aquél momento hubo cierta polémica, y Axa reconoció que había un fraude a la aseguradora, se hablaba de que habían cometido faltas muy graves en la gestión contable y en su relación con los proveedores... algo de unas facturas falsas, pero que la cosa no llegaba al millón de euros...


Pues el viernes pasado  detuvieron a 13 personas, cuatro de ellas las apartadas por Axa de la empresa en octubre y la presunta estafa llega a los 3.600.000€.


Según parece los cuatro empleados tenían una trama de empresas a nombre de familiares para facturar trabajos que nunca se hicieron, las investigaciones se llevaron a cabo tras la denuncia de la compañía en octubre.


A ver si Axa tiene suerte y recupera el dinero extraviado, aunque  con no seguir perdiéndolo ya se pueden dar por satisfechos. Parece que tenían razón cuando despidieron a esos presuntos cuatro cuatreros...