miércoles, 2 de febrero de 2011

La Google Mutua.

He leído en el blog de Carlos Biurrun, que está haciendo un gran trabajo en los últimos meses, un artículo sobre lo que piensa google  de los seguros, o mejor como adaptaría la mega marca, su filosofía al negocio asegurador. En un artículo de Oscar Paz tenemos las claves que se exponen en el libro "Y google como lo haría" que sirve de fundamento de este debate y que escribió el periodista Jeff Jarvis.


Para empezar nos sueltan que el sector asegurador no puede entrar dentro de la filosofía google porque se basa en la desconfianza. Y es cierto, nadie se fía de nadie, los clientes piensan que las aseguradoras les engañan, las aseguradoras piensan de los clientes que son un mal necesario. Son prácticamente enemigos.


Los internautas seguidores de Jarvis, en contra de su postura, sí que ven posibilidad de "salvar" el sector seguros para la causa google; y en su blog le dan opiniones de como hacerlo; patrocinando eventos saludables que las hagan confiables, ofreciendo datos de como funcionan, evolucionar hacia nuevos riesgos, pero el que mas me ha sorprendido es que la compañía entregue el control a los asegurados haciéndolos conscientes de que cuanto menos siniestro menos prima... Y esto es una mutua. La Mutua Google.


Personalmente no veo la necesidad de crear mutuas, la última que se intento fundar para cubrir una necesidad que faltaba en el mercado fue la Mutua Motera, que creo que ha abandonado la posibilidad de hacerlo, porque no tiene sentido, no pueden hacerlo más barato que las aseguradoras.


Por lo tanto no veo la solución por ahí.


Volvamos al principio, el problema para que los seguros entren en la nueva forma de ver los negocios, en la nueva manera de entenderse las empresas con los clientes, es la desconfianza. Decía que asegurados y clientes desconfían unos de otros. Quizá debamos recordar que en el mercado hay una figura que precisamente tiene la confianza del asegurado: el mediador de seguro. Ese rara avis que se enfrenta a la aseguradora día sí día también, para defender al asegurado.



Quizá el nivel de confianza mediador cliente no se haya llevado al límite, y podamos caminar un poco más en dirección a la filosofía de futuro, hacía un escenario google, en el que el protagonista sea quién tiene el conocimiento, y lo pone al servicio del usuario abiertamente.