martes, 2 de noviembre de 2010

Vendedores.

Es injusto que tanto un Mediador de Seguros en exclusiva para una aseguradora con oficina propia, con volumen de cartera y con ciertos conocimientos comparta denominación con los vendedores que tienen algunas aseguradoras en redes específicas de venta o en planes de carrera.


Hace semanas me contaban como un Agente de Seguros profesional tubo que aguantar una "riña" de uno de sus clientes tras escuchar los argumentos de venta de otro agente de seguros, este de una red específica de venta.


Resulta que el asegurado tenía dos pólizas de decesos en dos compañías distintas para cubrir a diferentes miembros de la familia, una de estas pólizas hecha a través de un Agente Exclusivo instalado, y en el momento de pensar en reunirlos a todos en una sola póliza llama a una a de las aseguradoras, plantea su duda y le pasan con uno de estos agentes de seguros vendedores que tienen en las oficinas.


El vendedor le da sus argumentos y cuando ve que la cosa se le va de las manos, termina por preguntar "¿Y dónde tiene usted su otra póliza?   Uuuuuh, que mal, verá usted como dentro de tres años le va a subir tanto que no podrá ni pagarlo, porque esa compañía sube muchísimo a tal edad". El asegurado, encolerizado, corre a su Agente de Seguros de toda la vida a pedirle explicaciones.


El Agente de Seguros, el profesional, el que lleva instalado decenas de años, aguanta el cabreo de su cliente y cuando se ha desahogado, se levanta, busca la documentación y se la muestra a su cliente diciendo "Mira, Pepe, tienes 58 años, está es la póliza que firmaste, y fíjate como pone que no te va a subir el precio por tu edad nunca".


Imagino que este asegurado después aprendió una lección, aprendió que hay que fiarse más de lo conocido, de lo de siempre, que nuestro Agente de Seguros nos quiere no solo como cliente a veces hay más relación, y que no es su intención engañar. Y sobre todo que es muy importante poder ver escrito lo que nos dicen, debemos exigir siempre leer en el contrato lo que nos están vendiendo de palabra.


En cuanto a los agentes de seguros vendedores, que no nos quieres, que solo quieren nuestro dinero para llegar a su objetivo, y que usan cualquier arte para vender... simplemente deberían tener otro nombre que no ensucie la profesión.


¿Eres capaz de diferenciar un Agente de Seguros instalado de un agente de seguros vendedor?