lunes, 29 de noviembre de 2010

¡¡A vender seguros!!

La semana pasada me preguntaba un joven recién introducido, motu propio, en las fauces de una aseguradora, sobre como cumplir los objetivos que le exigían para mantenerse en el Plan de Carrera.


El joven había recibido un somero curso sobre seguros, así en general. Le habían explicado su objetivo, menos de diez pólizas al mes, y que empezará a trabajar con su familia. Supongo que a muchos os suena...


Este joven ve truncado su plan... o mejor, el de la aseguradora, porque no tiene mucha familia... y no sabe por donde seguir.


El Plan de Carrera está de moda, recordemos la campaña de AXA, o Zurich, o Mapfre que siempre está captando, por nombrar los grandes grupos. Y está de moda, porque las aseguradoras necesitan seguir ampliando su canal de agentes, y los agentes profesionales, ya tienen aseguradora. La mejor formula es crearlos. Para ello invierten cantidades ingentes de esfuerzo y dinero.


El dinero hay que rentabilizarlo, y el esfuerzo demostrarlo, por lo tanto las captaciones de estos jóvenes a veces son forzadas por los objetivos impuestos por las aseguradoras a su red comercial.


Conste que creo que los Planes de Carrera son la mejor forma que tiene un profano de introducirse en el sector asegurador.


En este momento, las aseguradoras reciben cientos de currículum, desechan decenas pero acaban cogiendo, entre los jóvenes convencidos, a los desesperados.


Creo que para hacer carrera en seguros es imprescindible una buena formación, que hoy no se da de principio, y sólo se adquiere con experiencia, y un espíritu comercial fuerte.


Entre este grupo de desesperados, que recordemos anda vendiendo seguros; los habrá con espíritu comercial y sin el; los habrá con escrúpulos, y sin ellos... pero siempre con el conocimiento justo.


Yo defiendo la mediación, me parece imprescindible para que el Seguro funcione: tenga asesoramiento, y ayude en el siniestro. Pero ¿Creéis que estos jóvenes mediadores pueden ofrecer este servicio?





Para terminar os dejo una sesión de formación de vendedores,  podría ser de seguros, telefonía,  libros...





¡Ah! No lo pongáis en horario infantil...