lunes, 4 de octubre de 2010

Huelga 29S: Efectos secundarios.

La semana pasada el miércoles para más señas hubo una huelga general convocada por los sindicatos para protestar por la reforma laboral aprobada hace meses. Aprobada, porque no fueron capaces de llegar a un acuerdo con la patronal.


En represalia montan una huelga general, y como no son capaces de convencer a la  generalidad para hacer huelga:  la imponen. ¿Cómo? Amedrentando y cometiendo actos vandálicos. Me contaba un cliente como dos días antes de la huelga le pintaron toda la fachada con un amistoso "El miércoles habrá piquetes, vosotros veréis". El miércoles amanecieron muchos comercios con unas odiosas pegatinas en los cristales, con silicona en las cerraduras... quisieras hacer huelga o no. Además en las noticias hemos visto, lunas rotas, contenedores quemados...


Todas estas maneras de convencer, muy parecidas a las que usaban en Chicago algunos lobbys durante la ley seca, tienen un coste. Y ese coste en buena parte es asumido por las aseguradoras. Es un coste extra que no se contaba con el. Un coste que hará que las aseguradoras gasten más, y que de alguna manera tienen que solucionar. Y las aseguradoras cubren sus problemas financieros subiendo el precio de las pólizas.


caball, el padrinoSi el año que viene los seguros de comercio suben un poquito más de la cuenta ya sabéis a quién hay que agradecérselo.


A lo mejor cuando llegue a casa me encuentro una cabeza de caballo en la cama...



Fotografía: The Godfather