martes, 7 de septiembre de 2010

El hábito no hace al lama pero favorece un montón.

En el alto Himalaya reina la incertidumbre,
Porque en el lamasterio hay un nuevo superior,
Es un lama moderno con ideas progresistas,
Se llama J. J. Es un lama español.
Hoy se ha mirado al espejo, con su hábito marrón
No se llega a ningún lado, con ropa de ocasión,
Con ropa de ocasión, con ropa de ocasión.


La estrofa corresponde a una genialidad del José Luis Moro, un gran publicista español, que hace más de veinticinco años se inventó Un Pingüino en mi Ascensor un grupo de música pop  de letras divertidas formado por él mismo y su teclado. En lo foto lo vemos con su, ahora, inseparable Mario Gil, músico y productor, os sonará la cara de su paso por Aviador Dro.


el pingüi¿A qué viene la anotación musical?


A nada.


Soy fan del Pingüino y tenía que confesarlo en algún momento. Pero además es que esa estrofa y el titulo de este post, que pertenecen a la canción "Moda y meditación" que ha resultado ser cuasi profética.


No ha sido en un lamasterio, pero sí en una aseguradora, y es que AXA se pasa a la moda y han firmado un acuerdo para que sus empleados vistan de Adolfo Dominguez.



Esta orden está en decadencia, voy a emprender la reforma,
Quiero una nueva imagen, quiero un nuevo color,
He enviado un telegrama a Pepe Barroso,
Viene en el vuelo de las 7 con su nueva colección.

Búscame un jersey bonito, me gusta ese pantalón,
Dame algo que dé el cante, quiero llamar la atención,
quiero llamar la atención, quiero llamar la atención.

Cuatro mil empleados de Axa vestirán los trajes diseñados por el gallego. Todos iguales. Todos uniformados. Me pregunto como les sentará. Que tengan una breve reseña a los colores de Axa o los botones con el anagrama está bien, pero si  te obligan a ponértelo es otra cosa... puede que se compense con que  te regalen un Adolfo Dominguez... eso sí, la marca gana en imagen, las sucursales serán más homogéneas...

Es un pájaro o es un avión, no, no, no, no, no, no, no,
no, no, no, no, no, cien mil lamas levitan,
vestidos por Don Algodón, paramecios, palmeritas,
moda y meditación.
John Lenon ya no canta, se operó de la garganta,
Los hipíes se mudaron a una comuna en Alcorcón,
El Yeti se ha rehabilitado ya no asusta a nadie,
Se ha ofrecido de guía a la última expedición.
Raqif Gandi en su palacio, sonríe con satisfacción,
Esto va a traer turismo, que gran inversión,
que gran inversión, que gran inversión, que gran inversión.



¿Se extenderá la idea entre otras aseguradoras? ¿Seguirán cumpliéndose otras profecías del Pingüino, como su titulo "Espiando a mi Vecina", o "El ama de casa estafada por la publicidad"?










VIA:Cinco Dias