miércoles, 9 de junio de 2010

Consorcio ¿Garantía para todos?

Carlos Lluch lleva días dándole vueltas y comprobando  un asunto de capital importancia para el sector. Algo que generalmente se pasa por alto y hoy nos cuenta en su blog.


Resumo: Cuando una entidad aseguradora entra en liquidación, como recientemente el caso de Mercurio, el Consorcio de Compensación de Seguros se encarga de cubrir la responsabilidad civil obligatoria (de los automóviles) de los asegurados. ¿Pero que pasa con las aseguradoras que no están controladas por los organismos de España, las que legalmente están establecidas en Libre Prestación de Servicios o en Derecho de Establecimiento?


Efectivamente, están fuera de esta garantía del Consorcio, y el asegurado, de una de estas entidades en el caso de quebrar, si causa un daño y la aseguradora no paga será el responsable... un problema que podría causar un menoscabo económico digno de tener en cuenta.


Y si en el país de origen de la entidad tienen un sistema similar al español, la cosa se acabará solucionando, pero si cuesta arreglarlo cuando es una aseguradora española, cuando sea extranjera, y desde aquí, podría ser desesperante.


¿Por qué esta información no suele aparecer en las condiciones particulares de los contratos de seguros? ¿Por  qué el legislador español, conocedor de la excepcionalidad del Consorcio en el ámbito europeo, no obliga a informar a las aseguradoras en LPS de estas cosas en defensa de los intereses de los consumidores españoles?


Pero voy más allá, ¿Cuándo un corredor emite su criterio para recomendar un producto a su cliente debería tener en cuenta este problema? ¿Es suficiente que una aseguradora se establezca en LPS para que el corredor la descarte objetivamente?



VIA| Carlos Lluch