Páginas

jueves, 20 de mayo de 2010

Consejos para asegurar tu vivienda.

la AlbercaSi llegas buscando como asegurar tu vivienda, este artículo no va de eso, pero puedes mirar aquí.


Este artículo pretende hacer una minireflexión sobre las recomendaciones. Sobre quién recomienda, que cada cual es muy libre de hacerlo, y de a quién hacemos caso.


Ayer aparecía en 20minutos un artículo con consejos para elegir el seguro de hogar .


Es solo un artículo sin mucho contenido, no excesivamente incorrecto, pero que deja algunas afirmaciones curiosas, cuando recomiendan leer la letra pequeña (inexistente por ley), que ahora es grande y negrita, o que los intereses, impuestos y comisiones pueden aumentar la cuota del seguro.


Cualquiera que haya contratado un seguro de hogar ha podido comprobar que los precios que ofrecen compañías y profesionales son totales, e incluyen lo que tienen que incluir. No hay sorpresas.


Lo divertido del asunto es que el artículo no es fruto de una labor de investigación de un periodista, que ha hablado con profesionales, asociaciones de consumidores, etc... es un artículo que ha escrito Fotocasa para mayor gloria de la marca, e intuyo, que para trabajar el SEO.


Fotocasa se dedica a vender anuncios. Anuncios de venta de pisos, incluyen artículos alrededor de las viviendas para crear contenido y atraer más visitas, para tener más anuncios. Perfecto.



Indagando en lo que escriben sobre seguros de viviendas, hacen una división entre pisos con seguros en la comunidad y los que no tienen, y se puede leer:


El seguro de la comunidad cubre el continente de las viviendas. De esta manera, si eres el propietario de la vivienda, sólo deberás asegurar el contenido de la misma.


Pinchando su propio enlace para "asegurar sólo el  contenido", te lleva a las "recomendaciones" para asegurar un piso de alquiler.


Y para que van a nombrar la responsabilidad civil, la protección jurídica o los daños estéticos...


Esas entradas las verán decenas de miles de personas en los próximos días. Personas que si hacen caso y ya estaban confusas, acaban absolutamente perdidas.


¿Qué armas tiene el consumidor para saber que una recomendación es de calidad?


Ninguna, al margen del sentido común; y ya sabemos que es el menos común de los sentidos...


Concluiré aconsejando dirigirse siempre a profesionales cualificados, y sobre todo que nadie se crea nada de lo que lee en internet, sin confirmarlo varias veces.  Incluído esto.