Páginas

miércoles, 21 de abril de 2010

Los seguros te ahogan.

"Los seguros te ahogan", se lamentaba Esther Arroyo, en Donde Estas Corazón (DEC) de Antena3.


La simpática gaditana dio una lección de optimismo, de actitud positiva, en su reaparición en televisión, tras un grave accidente de circulación ocurrido en 2008.


La entrevista todo emotividad, optimismo... salvo al hablar de los seguros... "Los seguros te ahogan" decía con rabia. Dejando entrever que no la indemnizaban o lo hacían en menos cantidad de lo que sería justo.


Resulta que la actriz sigue en su proceso de recuperación, y como es lógico, no podrá haber cobrado aún por las secuelas, porque según sus palabras sigue en rehabilitación. La indemnización por días de baja impeditiva, o no impeditiva, y las tablas por secuelas no están previstas para para actores que tienen unos ingresos superiores a la media. Como parece lógico las aseguradoras querrán indemnizar la parte que les obliga la ley. Y la actriz, como es justo, querrá cobrar la perdida económica que le ha causado la lesión, cifra muy superior a lo que debe cobrar según las tablas estipuladas al afecto.


Pero a la modelo se le olvida un detalle, mejor dicho a sus asesores, esto es así desde hace tiempo, pero existía una solución, haber contratado en su momento un seguro  ajustado a su nivel de ingresos. Se lo podía permitir.


Lo que le ha pasado a la joven actriz, le pasa a mucha gente. Está bien quejarse del trato "injusto" de las aseguradoras, yo lo hago continuamente, pero hay que ser realista y prevenir. El seguro de automóvil del contrario trata de ahogar a Esther Arroyo, porque tiene un problema, un menoscabo económico inesperado, pero si ella hubiera contratado un seguro de accidentes hubiera evitado alguna penuria.


Sirva de lección al resto, corred a preguntar a un profesional como evitar situaciones de este tipo, y que los problemas económicos no se sumen a los físicos.


VIA| ElSemanalDigital