Páginas

miércoles, 10 de marzo de 2010

¡¡Vivir de Honorarios?? (i)

Tendencia: ¡¡Vivir de Honorarios??


Así titula su número de febrero Actualidad Aseguradora Mediación,


Sin duda es tendencia, no como moda actual, sino  como propensión a llegar a un fin, debido a la inclinación natural. De otra forma: tendencia es la inclinación del hombre hacia cierta cosa llevado por la propia naturaleza.


Los mediadores de seguros, y me voy a centrar en los corredores y corredurías, son independientes. Y en está independencia propia de su naturaleza no tiene sentido que sea la aseguradora la que abone una comisión por su función para el cliente. Aunque sea este último quién la sostenga realmente. Por lo tanto la tendencia debe ser el cambio hacía el modelo más natural: y que el cliente abone un honorario al mediador por el servicio prestado o por prestar.


Hay que recordar que el pago al mediador único por parte del cliente ya se ha aprobado en Finlandia y Dinamarca. Que la mayoría de asociaciones, colegios, y desde  el BIPAR, se tiene en mente el cambio de sistema.


En la actualidad ya está permitido facturar al cliente en vez de a la aseguradora. Y probablemente se acabará por prohibir cobrar de la aseguradora.


Obviamente este cambio traerá problemas de adaptación en principio. No sólo a los clientes, muchos también a las corredurías. El principal será hacer entender primero el cambio a los mediadores y será un shock. Y después a los clientes.


Un gran problema será valorar el honorario justo. Colegios y asociaciones marcarán las pautas, pero amigos... después el mercado marcará las suyas, y el mediador perderá ingresos... habrá que buscar soluciones. Entonces la solución de la concentración habrá que verla como reducción de costes.


Pero esté será, cuando toque, un paso importante y definitivo en la profesionalización de los mediadores, y abrirá la puerta a solucionar problemas que de otra forma sería imposible. Los clientes van a tener que decidir si lo que pagan por el servicio que obtienen es lo que vale. Valorarán. De manera positiva o negativa pero empezarán a preocuparse por el servicio, y eso nos conviene a los profesionales.


1 de marzo 2010