jueves, 25 de febrero de 2010

Retiran el carnet a un joven conductor ebrio.

Retiran el permiso de conducir  a un joven conductor ebrio envuelto en un accidente de tráfico un viernes de madrugada. Menuda noticia...


La noticia da para hablar de por qué los jóvenes pagan más seguro, de la falta de 'concienciación' de los perjuicios de unir copas y coches, etc... Pero la noticia, es noticia, por el protagonista.


El joven de 29 años, resulta que es político, de cierto prestigio en su partido siendo Presidente de las jóvenes promesas, además representante público en el Congreso de los diputados, por Valencia. Hasta aquí ya suena lo suficientemente feo. ¿Este tipo de político es el que nos representa, el que infunde valores al resto del partido, el que liderará el país en unos años?


Pero la cosa empeora, nuestro desafortunado protagonista además, hasta ayer, era vocal en el congreso de una Comisión sobre el Tráfico.


Se llama Ignacio Uriarte, es el líder de Nuevas Generaciones, y en su favor hay que decir que ha dimitido de la Comisión de Tráfico y  "asume su responsabilidad".


El accidente, un pequeño golpe sin trascendencia, en un semáforo de la calle Serrano de Madrid. En este caso el único perjudicado es Uriarte que confío que vea truncada su carrera política, pero no es lo habitual, normalmente los más perjudicados son los terceros que se ven afectados por el accidente.


Espero que sirva el comentario para recordar, una vez más, que cada acto tiene su consecuencia.






VIA| El Mundo