viernes, 4 de diciembre de 2009

El secuestro de Burgos empezó con un mal seguro.

foto_del_secuestro_en_burgosA estas alturas casi se habrá olvidado el secuestro del lunes día 1 de diciembre en la central de Cajacírculo.


El secuestrador un "peligrosísimo" hombre de 60 años... desesperado por culpa de un seguro.


Sí, un seguro tiene parte de culpa de la desgracia de José Ramón Torre, o  Mauro como se le conoce.



José ha sido instalador eléctrico toda la vida  le ha dado para vivir holgadamente, y ahorrar en fondos de inversión y acciones depositadas en Cajacírculo. Efectivo y valores que habían sido embargados recientemente y por lo tanto bloqueados. Eso debió ser la chispa que incendio la cabeza de Mauro el lunes...



La cosa venía de largo, en 2004 se produjo un incendio accidental en su casa, provocado al parecer por una caldera que había manipulado el propio Mauro. El incendio se extendió hasta un par de locales debajo de su casa. Total: más de 640.000€ de daños a terceros.



Mauro pensaría "Qué desgracia, pero para estas cosas están los seguros". Lamentablemente la póliza que garantizaba el siniestro tenía un limite de 150.000€. Y ahí comenzaría un proceso judicial que acabaría con la condena a Mauro de indemnizar a los perjudicados. Eso provocó la perdida de propiedades, y ahora de los últimos ahorros del burgalés.



A diario me encuentro con pymes y autónomos con seguros de responsabilidad civil exiguos o ridículos para la actividad que realizan. A diario me encuentro con profesionales que piden pólizas de Responsabilidad Civil con la coletilla "lo mínimo por favor que sólo es para presentarlo en...".


Las garantías básicas que ofrecen las aseguradoras  para las pólizas de hogar son igualmente cortas, congeladas desde hace demasiados años, para poder tener una tarifa más competitiva.


A ver si sirve la desgracia de Mauro para que se vaya corrigiendo este error del sector, y todos seamos más conscientes de la importancia de tener nuestra responsabilidad civil (personal o profesional) garantizada suficientemente.





La fotografía fue "twiteada" por Leandro Pérez Miguel en directo mientras se producía el secuestro. Conviene leer la historia de la foto para ver como el periodismo está cambiando. Ayer mismo elpais.com retrasmitía en su portada digial todo lo que se decía en twitter sobre el #manifiesto....