martes, 15 de septiembre de 2009

De golfos.

Yo escribo en parte para tratar de limpiar la imagen de golfos que tenemos los mediadores de seguros. Una imagen ganada a pulso durante muchos años. Yo trato de dar a entender que la mediación ha cambiado. Pero la realidad del día a día insiste en dejarme mal.


Resulta que un corredor de seguros "la ha liado parda". Un juez de Jerez de la Frontera (Cádiz) investiga a un corredor de la zona que ha sido denunciado por sus clientes por una presunta estafa. Los clientes solicitaban el rescate de pólizas de vida suscritas con la aseguradora AXA y el corredor les decía que las había renovado...


No hay muchos más datos, pero por lo que se puede leer la cosa debe ser algo así: presuntamente el corredor, en contra de lo dicho a sus clientes, no renovaría y haría otras inversiones con esos dineros, otras más particulares, presuntamente...


Parece que la estafa podría alcanzar los 3.000.000 de euros, y por supuesto, según los supuestos estafados, el corredor se encuentra en paradero desconocido después de prestar declaración como imputado en el juzgado hace un mes.


Esto es noticia, porque no es usual. Recordad la máxima periodística:  "la noticia es que un hombre muerda a un perro, no al revés". De los casi 100.000 mediadores, 5.000 son corredores, y este es un solo caso y noticia porque es único.



VIA| Diario de Cádiz