jueves, 30 de abril de 2009

Minuendo.


Icea, lanza un informe sobre la evolución del mercado asegurador. Y no sale muy bien...

El sector asegurador se le suponía a salvo de la crisis financiera, por eso de que es anticíclico, pero se ve que la crisis una vez ha llegado a las pequeñas familias ha podido con las macrocifras. Las primas, de los ramos no vida, a marzo de 2009 han decrecido un 1,7%.

El ramo de salud, es un valor garantizado, sube más de un 5%, igual que multirriesgos un 4,7%, eñ resto pierde un 3%, pero sobre todo el peor dato es el del ramo de automóvil: -7.3%. ¿Por qué?

Pues dicen por ahí que es culpa de que no se venden coches, para mi la realidad es otra. Las compañías este año han seguido subiendo sus tarifas a la cartera como de costumbre, a cambio cada vez son más flexibles en la contratación habilitando descuentos comerciales para la captación de negocio.

Esto ha creado más movimiento del habitual, todo el mundo quiere cambiar de compañía el seguro de su coche, porque le siguen subiendo y es vox populi que los seguros están bajando.

Cada cambio de aseguradora se hace con primas a la baja. Cada movimiento de un asegurado de una compañía a otra se hace, exclusivamente, con la justificación económica.

Esta idea de pagar menos por el seguro, grabada a fuego en el intelecto colectivo a base de campañas de publicidad zafias, (recuerdo ahora mismo el "tu seguro por 0,5€ al dia") son las responsables de la situación.

Técnicamente se estará llegando al mínimo que se puede cobrar, algunas aseguradoras ya habrán llegado, el siguiente paso para poder seguir en el mercado, y su corriente autodestructiva a la baja, será reducir garantías para competir en el precio que es lo único que parece preocupar.