viernes, 13 de marzo de 2009

Protesta, que es gratis (y2).

Hoy no estaba previsto hablar de esto, pero prefiero contestar largo y tendido sobre los comentarios de la entrada de ayer.

Pregunta gileramxr sobre la ética de una aseguradora al tratar de cobrar un recibo. Vamos antes de entrar en la moral a hablar de la ley.

Recordemos el caso: Zurich Connect (ZC) ofrece un seguro, el cliente acepta, ZC cobra mas de lo pactado, el cliente devuelve el recibo, ZC devuelve parte de lo cobrado de más, que en realidad ya había sido devuelto por el cliente, por lo que la aseguradora acaba pagando por noprestar un servicio. De locos, pero por teléfono se puede hacer poco más.

La Ley de Contrato de Seguros dice en su artículo 15:

"Si por culpa del tomador la primera prima no ha sido pagada, el asegurador tiene derecho a resolver el contrato o a exigir el pago de la prima debida en vía ejecutiva con base en la póliza. "

Poca duda queda. Una vez que la compañía encuentra el recibo devuelto, sin otra notificación, puede anular el contrato y adiós muy buenas, o reclamar el importe pendiente del recibo.

Dicho así, no parece que la ley este hecha para beneficiar en nada al consumidor. Pero es que hay más. Cuando tu vas a una oficina antes de firmar el contrato te dirán que recibo te van a pasar al banco, te explicarán las coberturas, y todas esas cosas que hace un profesional. Pero por teléfono o internet no tienes ninguna de esas explicaciones. Para aminorar este problema la ley permite anular la póliza hasta quince días después de su contratación cuando se hace a distancia.

Este detallito, además de devolver el recibo pedir la anulación, hubiera resuelto este problema. ¿Pero quién iba a explicárselo al asegurado? ¿El telefonista que come caliente todos los días gracias a la aseguradora? ¿Un amigo en un bar? ¿En un foro de internet? Con suerte quizá sí. En este caso ya hemos visto que no, nadie le advirtió de la posible solución.

Insisto, si la póliza la hubiera hecho un mediador, no hubiera habido diferencia de prima, de haberla la hubiera solucionado, y de no poder solucionarlo ¿? le habría informado de sus derechos para anular la póliza, reclamar, etc... De verdad que no creo que, como ayer decía Echevarri, sea un problema de dinero, de buscar lo más barato, es más un problema de saber hacer. Y es que un telefonista no sabe, para que sepa cuesta mucho formarle, y para profesionales formados ya estamos los medidores.

Conocida la ley y la solución que tenía el asunto, he de decir que debemos partir de la base de que ninguna aseguradora tiene más ética que la rentabilidad del negocio. Pero si creo que es comercialmente inteligente reclamar los importes pendientes de las pólizas. Dentro de poco lo harán todas las compañías y eso creará una imagen de seriedad que los seguros necesitan.

Y también me parece moralmente aceptable la reclamación de esos importes que se quedan pendientes por distintas razones, porque garantizan que los precios cobrados serán suficientes para pagar los siniestros previsibles. Si quedan muchas cantidades sin cobrar las primas serán insuficientes y la tarifa debe subir a todo el conjunto. Por lo tanto es bueno para todos los asegurados no dejar importes pendientes a ninguna compañía.