jueves, 8 de enero de 2009

Fraude al seguro industrial.


En los reportajes de A Fondo de Antena 3, nos dieron la noticia de que aumenta el fraude en seguros industriales un 15%, no reflejan la fuente, pero se le puede dar credibilidad ya que en tiempos de crisis es habitual un aumento del fraude. Hace unos meses narraba un ejemplo.

Parece increíble que parte de los empresarios del país cuando el negocio va mal piensen que una solución para vender los restos, o para liquidar la empresa, es simular un robo o un incendio y que lo haga la aseguradora pague las deudas.

La histórica picaresca española ha desembocado en el delito hace mucho tiempo. Siento vergüenza ajena al hablar de estas cosas, porque reconocer que buena parte de la sociedad ve el delito como una solución económica es lamentable, pero las cifras de fraude en el seguro alarman. Y las cifras siempre corresponden al fraude detectado, no a las que consigue convertir al asegurado en delincuente.

El problema es la falta de cultura de la mayoría de sociedad que ve la estafa a la aseguradora como una deuda saldada, y cuando lo consiguen se creen Robin Hood urbanitas.

Ni que decir tiene que de los fraudes consumados y no detectados de estos delincuentes no se benefician los proscritos del bosque de Sherwood, y además perjudica a el resto de asegurados que con sus cuotas pagan la estafa.