lunes, 28 de julio de 2008

La crisis y las compañiías.

Decir que España tiene problemas económicos serios ya no es ser apocalíptico, y parece que acabará afectando a todos lo sectores, pero y ¿que pasa con las compañías de seguros?

Yo ya hablaba hace más de un mes de crisis y seguros, y aconsejaba cuidar más de nuestras pólizas cuanto peor es nuestra situación de tesorería, tanto a nivel particular como de empresa.

A las compañías en el primer semestre del año no les ha ido mal del todo, han recaudado en España un 6% más que el año pasado. Eso si, el ahorro gestionado solo sube un 1,8% y en seguros de automóvil baja un 0,1%.

Los optimistas dicen que en periodos de crisis el seguro es anticíclico, como el particular tiene menos dinero para gasolina mueve menos el coche y por lo tanto a menor movimiento; menos accidentes, y la siniestralidad debe mejorar y con ello las cuentas de resultados.

Los pesimistas creen que en épocas de crisis se hacen menos mantenimientos (de los coches, las tuberías de las casas, las bocas de incendio...) y esa falta de cuidado hará elevar la siniestralidad. Sin contar con el aumento de la delincuencia...

Yo veo el vaso a veces rebosante y otras vació; estoy con los optimistas si la situación se solucionara en unos meses, y con los pesimistas si se alarga, sobre todo porque en este momento de mercado blando, con tarifas demasiado ajustadas, por debajo de los prudente diría yo, un aumento no esperado de la siniestralidad puede provocar terribles consecuencias en las pequeñas entidades.

¿Eres optimista o pesimista?